Me fui o me quedé.

Una parte de mi corazón se quedo en lo que parecía ser un semestre fatal.

Aprendí mucho más de lo que  yo pude enseñar, aunque suene como lugar común.

¿No les pasa que a veces tienen que hacer o estar en situaciones donde están forzados a actuar en contra de algunos de sus principios?

A mi me pasó este semestre al sacrificar mi libertad.

Dicen que los humanos estamos hechos para caminar, no regrets.

Y cuando ocurre alguna oportunidad de recuperar lo que tanto nos costó entregar resulta que ya no lo necesitamos como antes.

Parte de mi estabilidad emocional este semestre se la debo al olor de la ropa y cobijas limpias. Una ducha caliente. Los pequeños detalles.

Y luego… aunque pudiese, ya no quiero ser la misma persona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s