Infinitos

Dicen que las historias que nunca terminan son las que nunca comienzan y es verdad. Pero eso no sólo pasa con las historias de amor, no.

La otra vez fui con un ex-amante a un bar y a media caguama me dijo, más bien declaró a los cuatro vientos el hecho de que no me había olvidado y que todavía me queria como antes.

El problema de tener relaciones sin compromiso es ese, el hecho de que nunca terminan porque a veces los amantes solo se separan sin dramas. Entonces nunca sabes si puedes seguir estando con ese amante de nuevo cuando se te plazca la gana o no. Hay que saber cerrar ciclos en la vida y sobretodo avisarles a las personas con las que cerraste ciclos que ya pasaste de página, para que luego no te vengan a buscar creyendo que sientes igual.

Y yo que no soy adicta a los compromisos, ni mucho menos a la estabilidad aprendí que uno nunca termina la relación con sus “free lovers” realmente.

Oh ironía, nunca te cansas de estar en mi vida…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s