Es de madrugada, tendría que estar haciendo la tarea que tengo que entregar a primera hora del día o incluso durmiendo pero pienso en ti.

Y me regaño a mí misma como una mamá sobreprotectora que dice “Ay no, ¡ahí vas de nuevo!”

Y me enojó

Y me peleo con mi parte sobreprotectora que la mayoría de las veces gana.

Esta noche dejo de pensar en ti.

Adivina quién ganó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s