Lalange

Lalange es el término excluido. Todo lo que no se dice en el decir.

Comento, hace rato comencé a notar que la vida tenía un estilo de humor entre cruel e irónico mezclado con coincidencias (que pueden no ser tanto coincidencias) y la naturaleza humana con tintes de ternura. Como dije la vida nos cuenta chistes muy graciosos el problema es que no los vemos. Ahora me dedico a escribir o transcribir esas historias que acontecen en la cotidianidad.

PARTE I.

-Cuándo era chiquita, güey, a mi sí me gustaba ir a la iglesia porque pues yo no tenía papá y todo me decían “mira hija, ahí está tu papá, es Dios” y yo les creía que era mi papá de verdad, digo, pos al fin morrita, estaba bien mensa, güey, y yo decía -a pues Dios es mi papá- ahora ya no les creo pero pues si es algo que me ayudó a sobrellevar de alguna manera mi infancia.

G.

 Te lo prometo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s