1. Transiciones

Imagen

Se encontraron en el mismo lugar donde comúnmente la familia de Clara iba a la iglesia. Mario sabía que era la última vez que la veía así, como su Clara. El amor de su no vida. 

La tomó de la mano hasta el auto, cuidando de que nadie observara tal instante de perfección y le abrió la puerta. Clara hacia los chistes habituales, cayendo sin esperarlo en la situación. Se condujeron al hotel por el que más de una vez se habían topado. Eran amigos y no había más que decir respecto al tema, quizás se aburrieron de sí mismos con la otra persona… bromas secretas entre secretos peores.

-Bueno ya estamos acá, dijo él sonriendo y esperando a que ella ingresara al cuarto, hace tiempo que nos conocemos, continuo, pero nunca te había visto más bonita que ahora. Seguramente es por el color de la tarde que resbala por tus mejillas. Te pareces al otoño, serpenteando en el azar de la muerte y la vida, tan tuya sin siquiera pensar en ser un poco mía…

Clara sonrío consternada, era obvio que era una despedida, la pregunta era porqué.

-Han transferido a mi esposa a Canarias, la próxima semana nos vamos. Por favor, te imploro que me hagas el amor, como cuando los fieles enamorados se despiden hacia la muerte.

CONTINUARA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s