Viernes

Acostarte con el novio de tu mejor amiga.

Él coje mal, muy mal. Se viene antes de que termines. 

Sentir culpa.

Más culpa.

Correr, gritar, esconderte y arañar. 

Ella viene. Finge que nada pasa. Todos quieren ser amigos.

Situación cursi. Alcohol, mucho alcohol.

Una bolsa de marihuana. Tú no fumas, huyes. 

Gritas, ¿qué nadie enserio puede oir tu grito interior? 

Te topas a un chico desconocido. 

Otro desconocido les regala drogas desconocidas. 

Las reglas son: hoy estamos juntos todo el día, mañana si te veo en caminar por la calle ni siquiera te voy a voltear a ver. Ni te recuerdo.

Se drogan. Enloquecen. Roban de una tienda el alcohol para que el efecto de las drogas llegué más rápido.

“Pareces un personaje de Charles Dickens” Plática sin sentido.

El efecto de la droga comienza a subir de tono. Tus pupilas se dilatan, hablas más cosas sin sentido. Ríes. 

La droga es lo único que te ayuda a darte cuenta de que no puedes vivir como vives. La necesitas. 

Lo besas. Labios únicos y desconocidos. 

Nunca pensaste que un desconocido besara tan bien.

“Quiero irme a donde tú vayas” “Al campo” “Estaremos juntos por siempre” “Siempre”.

Luna llena.

Aullidos que se parecen más bien a gemidos. 

Amanece.

¡Vayanse todos! ¡Se acabo la función!

El odio y la culpa son tóxicos. 

No me importa. No me importa. No me importa. 

Canción triste.

Les has fallado a todos.

Todo está bien. 

No está bien que trates de hacerte la buena. No lo eres. 

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s