Del día que se convirtió en semana.

Imagen

Quiero remontarme a la Antigua Grecia, el esplendor de la era de la filosofía (que perdura hasta nuestros días). Y si vamos más específicamente, imaginemos que estamos dentro de una plática de Sócrates donde él está aplicando la Mayéutica.

La mayéutica se conoce así por lo relacionado con la obstetricia, que es ayudar a que nazcan bebés en el mundo. Se decía que la mamá de Sócrates era partera, pero yo no me he permitido afirmarlo. Entonces entiendase como mayéutica socrática a cuando Sócrates ayudaba a sus seguidores a concebir las ideas en el mundo y esto se lograba mediante la formulación de preguntas sin una respuesta concisa. En dónde al preguntar y generar una respuesta se volvía a preguntar y así sucesivamente. 

En mi escuela, un problema que pasa muy seguido es que las personas que toman el camión o “rutas” como las llamamos acá se llenan muy rápido al salir de al escuela ya que en el sector donde la tomo hay varias escuelas y trabajos. La mayoría toma una de color verde, la cual pasa cada cinco minutos pero al parecer la insistencia de la gente en tratar de llegar temprano hace que éstas siempre se llenen al punto de que no cabe ni un pecado más ahí dentro. La otra vez llego un compañero mío que se iba a ir en ese camión y como es una expresión ya hasta por mera formalidad se quejó de que le tocarían el trasero o le hurtarían algo de entre sus pertenencias al irse en un camión tan lleno, a lo que le dije: SI tanto te quejas porque el camión va lleno porqué no te vas en otro verde, total pasan cada cinco minutos. Y al parecer tú no tienes prisa. A lo que él cayó en el reparo de que tenía razón, que valía más esperar por el otro para comodidad…

A lo que voy es a lo siguiente, muchas veces nos enajenamos tanto de la vida que la pasamos semi-dormidos y digo semi porque cuando queremos despertamos aunque sea un poco. Paulatinamente se ha perdido la idea de tener criterio propio mediante una sola fase: la cuestión. Hemos dejado de ser para hacer. Tal pareciera que la gente se nos ha olvidado preguntar porqué motivo se hacen las cosas y cuáles serán las consecuencias. El examinar todas las posibilidades, utilizar la lógica. 

Para esto es necesario que nos interese más conocer nuestro interior y el exterior, viajar, leer, preguntar, hacer nuestro propio criterio. Ya que así podremos ser libres, se supone que tenemos que hacer lo que no se supone. ¿Entienden? Y con esto utilizar la mayéutica para tener criterio propio. 

Por eso no los quiero invitar, ni nada de eso. SI no más bien exigirles que piensen por ustedes mismos, así de fácil. Cuestionen lo que tienen, lo que conocen, lo que quieren saber… 

Terminando con el aforismo griego: Conócete a ti mismo. 

Besos. M. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s