Mientras las hojas caen.

Mientras las hojas caen la perfección se acumula en los sentidos sube poco a poco, comienza por los pies entra por las uñas dirigiéndose entre algo más que piel y huesos; entre el alma y un pay de manzana.

La perfección se sitúa alado de la garganta, se desplaza entre la gente por medio de la respiración entre cortada de un orgasmo. Se revive dentro de la boca de los amantes que dan el primer beso de una historia, en el segundo en que sus bocas se separan pero continúan respirando el mismo aliento. Entre la sensatez de una madre al pedir perdón al hijo que nunca nació. Entre las caderas y el andar desnudo de una persona a media luz. El jugueteo de las manos de dos adolescentes que no saben nada de amor, pero lo quieren saber. Descubrir la sensación de calidez sexual en una persona que no es nada y de pronto se convierte en todo.

La perfección polluelos, es la nada. El hecho de respirar y sentir. Dejarse ir con la calma del mar. ¿Han nadado a mar abierto? ¿Han saltado en falso? ¿Han podido observar un atardecer con sus abuelos? Vaya que me he querido robar la perfección en mi memoria, pero a veces es tan grande que no cabe y se entrega libremente al devenir del tiempo. Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s