Confesiones madrugadoras.

A mi siempre me ha incomodado un poco decir “te quiero” y sus “derivados”.                                   ¿Qué afirma el “Te quiero”? http://www.youtube.com/watch?v=kFzViYkZAz4

Para Yoda, es querer Té.                                                                                                                        Para los demás es una obstinación, ¿acaso? El dejar saber que quieres algo como objeto de fascinación, es como querer el ultimo vestido del aparador, como querer tener en la casa una alberca (para nosotros los pobres).

Queremos algo porque se lo decimos: “Te quiero en mi vida, a ti y sólo a ti” Se pregona en las calles. Quiero dejar de querer, quiero dejar de querer que sea mío. Que en vez de decirle a alguien que lo quieres  esa persona te diga: “Me tienes, soy tuyo, sin necesidad de que me pidas que me quede proque aquí es donde pertenezco y porque nunca me fui…” 

Anuncios

Un comentario en “Confesiones madrugadoras.

  1. Me gusta el juego de palabras: “querer” vs “querer que sea mío”. Quizá dejaremos de “querer que alguien sea nuestro” en la medida en la que el corazón esté tranquilo porque se siente “querido” en la acepción “amado, valorado”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s