Si le tuviera que escribir una carta a mi ex

Le diría:

Extraño tu cuerpo que era mi casa.

Por fin descubrí cómo hacer que una burbuja de jabón sea eterna.

Anuncios

Aunque hermosas, las ruinas son inhabitables.

silvyas

A.

Pienso- siento que te pareces a esta fotografía.

Delgado, delgadísimo.

Sus caderas o más bien los huesos de tus caderas se insertan en mi muslo,

me has dejado con dolor las piernas.

He comenzado a sentir el pecho caliente,

un calor agradable que se expande por todo mi cuerpo y desemboca en mi pubis.

Los pies me hormiguean como si se mandaran solos

y quisieran salir a tu encuentro.

No voy a idealizarte

pero me declaro culpable de disfrutar verte dormir a mi lado.

Ojitos, ojitos tristes.

Me gustan tus ojos que son más grandes que tu sonrisa.

No sabes que sonríes con la mirada. Sonríes dos veces.

Alto, altísimo.

Tu mano en mi espalda.

De cómo mis neuronas se aceleran en la noche.

Estoy realizando un ejercicio, no estoy segura si es de actuación o de un deseo constante del que no me percataba. Nunca he podido decirle a las personas que las quiero pues, que les quiero.  Me incomodo un chingo cada vez que tengo que hacerlo, el último mes me cansé de esto y comencé a decirlo, así, al chile. El tono de mi voz se ha hecho cada vez más alto y mi “te quiero” resuena sin titubeos. Pequeña conquista para este árbol tan torcido.